sábado, 20 de abril de 2013


Mi relación con Mehdi se fundamenta sobre los sólidos cimientos de determinados y variados fetiches que van desde ideas similares sobre higiene personal, músicos predilectos y/o monopatín. Su parte para The Secret Basement no hizo sino demostrar que su particular receta de bordilleo, wallrides, spots costra y no complys está en un momento más que bueno. Me quito el jodido sombrero.  



¡Ah, se me olvidaba! como cualquier cosa medianamente interesante en la red este re-edit contiene imágenes de gatos.









Sin más. Fin de la retransmisión.



GoShred!

Entrada más reciente
Previous
This is the last post.

1 comentarios:

 
Toggle Footer